TRATAMIENTO PIEL SENSIBLE

Irritación, rojeces, picazón, acaloramiento, hormigueo… ¿Tu piel reacciona de esta forma? Si es así y estás familiarizada con todos estos síntomas, lo más seguro es que tengas la piel sensible. Y no del tipo sensible ‘lloro viendo Bambi’, va más allá. Se denomina sensible porque es hiperreactiva, reaccionando ante cosas que normalmente no producen este tipo de respuestas.

Las causas por las que se manifiestan estos síntomas son muy variadas. Pueden ser de tipo físico como el sol, el frío, el calor o el viento; de tipo químico si se produce al aplicar cosméticos o jabones, o si reacciona frente a la contaminación. También puede aparecer asociada a estados psicológicos como el estrés y a cambios hormonales. Vamos, un caos.

Y es normal, porque este tipo de pieles tienen un umbral de tolerancia muy bajo, causado normalmente por una alteración de la función de barrera que tiene nuestra piel. Los agentes irritantes penetran con mucha facilidad y el cuerpo (que para estas cosas es muy listo) se defiende enviando más sangre a la zona, cargada de oxígeno y glóbulos blancos, para minimizar el daño.

RNRS Tratamiento antiarrugas

Las causas por las que se manifiestan estos síntomas son muy variadas. Pueden ser de tipo físico como el sol, el frío, el calor o el viento; de tipo químico si se produce al aplicar cosméticos o jabones, o si reacciona frente a la contaminación. También puede aparecer asociada a estados psicológicos como el estrés y a cambios hormonales. Vamos, un caos. Y es normal, porque este tipo de pieles tienen un umbral de tolerancia muy bajo, causado normalmente por una alteración de la función de barrera que tiene nuestra piel. Los agentes irritantes penetran con mucha facilidad y el cuerpo (que para estas cosas es muy listo) se defiende enviando más sangre a la zona, cargada de oxígeno y glóbulos blancos, para minimizar el daño.

Tratamiento con O2

Las causas por las que se manifiestan estos síntomas son muy variadas. Pueden ser de tipo físico como el sol, el frío, el calor o el viento; de tipo químico si se produce al aplicar cosméticos o jabones, o si reacciona frente a la contaminación. También puede aparecer asociada a estados psicológicos como el estrés y a cambios hormonales. Vamos, un caos. Y es normal, porque este tipo de pieles tienen un umbral de tolerancia muy bajo, causado normalmente por una alteración de la función de barrera que tiene nuestra piel. Los agentes irritantes penetran con mucha facilidad y el cuerpo (que para estas cosas es muy listo) se defiende enviando más sangre a la zona, cargada de oxígeno y glóbulos blancos, para minimizar el daño.

Tags: Corporal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.